BOTIQUÍN CASERO MIXTO HUMANO-PERRUNO

Natalia Cuadrado
Publicado en Border Collie Magazine número 1, Febrero 2011 

Botiquín casero mixto humano-perruno

Border Collie Magazine Febrero 2011 - BotiquinDolores de cabeza, heridas, diarreas, décimas de fiebre…son pequeños males que nos han aquejado a todos alguna vez, y a los que solemos poner remedio sin necesidad de ir al médico: una tirita o una aspirina de las que todos tenemos en casa y problema solucionado. Pero ¿qué pasa con nuestros amigos peludos? Ellos también pueden tener un poco de fiebre o sufrir un golpe o una herida leve que no merece la pena llevar a tratar al veterinario.

Un rascón en una pata por jugar con los amigos en el parque es algo que podemos tratar en casa con un botiquín casero, al igual que haríamos con un rascón en la rodilla de uno de nuestros hijos.

Todos sabemos el elevado precio de los medicamentos para animales, y no es cuestión de tener un botiquín casero que nos salga por un pico y que al cabo del año haya que desechar, aparte del espacio que ocuparía un botiquín para personas y otro para perros. Lo que os propongo es un botiquín mixto perruno-humano.

Los perros y las personas compartimos muchísimas similitudes biológicas y muy pocas diferencias. Salvando esas diferencias, podemos compartir perfectamente un botiquín que servirá para todos, para los más peludos y para los menos peludos.

IMPORTANTE:
En ningún caso estas recomendaciones deben sustituir la visita a un veterinario si sospechamos que nuestro perro está enfermo. 
Asimismo, no debe administrarse ninguno de estos medicamentos sin antes consultar la dosis con el veterinario y saber si nuestro perro puede ser alérgico a alguno de ellos (por ejemplo en caso de tener la mutación del gen MDR1).

El botiquín estándar debería tener:

- ANTIINFLAMATORIOS:
En todas las casas hay algo para los dolores y la fiebre, lo más normal es aspirina o paracetamol, ambos se degradan en el hígado una vez realizada su función. Nosotros podemos metabolizarlos sin problema, porque tenemos el equipamiento enzimático adecuado; los perros no lo tienen.

Si cambiamos la aspirina o el paracetamol por ibuprofeno, solucionamos ese problema: el ibuprofeno no necesita ese equipamiento enzimático, y es perfectamente eficaz para nuestro dolor de cabeza o nuestra fiebre y también para la de nuestro perro.

Sin embargo, debéis consultar con vuestro veterinario para que os indique la dosis. No se administra la misma a un yorkie que a un labrador.

En perros de tamaño grande, una buena solución es el meloxicam. Existe en humana, el Movalis, y tambien hay un genérico.

Cuando administremos antiinflamatorios, conviene prevenir los problemas gástricos, así que nunca está de más añadir Omeprazol al tratamiento. En el caso de los perros pequeños (menos de 10 kilos), es mejor acudir a medicamentos formulados especialmente para perros (Metacam, Rymadil), porque permiten ser precisos con las dosis bajas.

-ANTIDIARREICOS:
La loperamida o Fortasec es el medicamento estrella en las diarreas, tanto de humanos como de animales. Sin embargo, nuestros borders no pueden tomarlo bajo ningún concepto: el MDR1 es el responsable de que no podamos dárselo. ¿Qué solución tenemos, entonces? El Tanagel, que es polvo de gelatina, absorbe el exceso de agua en el intestino cortando la diarrea, tanto en personas como en perros, incluidos los borders.

-MUCOLÍTICOS:
Ahora que ha llegado el fresquito empiezan los goteos nasales, y en pocas casas faltan los anticatarrales, absolutamente prohibidos para los perros. La alternativa es la acetilcisteina o Flumil, que nos vale a todos sin peligro alguno.

-ANTIHISTAMINICOS:
En caso de una picadura de avispa o de una urticaria leve, basta con un antihistamínico para contrarrestar la reacción alérgica. El más típico en humanos es Polaramine, pero no para los perros; sin embargo, se les puede dar sin problema Tavegil.

Por desgracia los antihistamínicos no funcionan nada bien en los perros, sobre todo en el caso de shocks anafilácticos. En caso de picaduras de abeja o reacciones alérgicas importantes (en las que el perro se hincha), el único tratamiento eficaz que hay es la cortisona: el Urbason inyectado. Cuando es el propietario el que ha de administrarlo, debe hacerlo por vía intramuscular; un veterinario lo administrara por vía intravenosa, pues actúa con mayor rapidez, pero si no hay ninguno «a mano», bastará con la vía intramuscular para reducir la reacción que en ocasiones puede poner en peligro la vida del perro.

PARA HERIDAS Y GOLPES:
El mejor método para desinfectar una herida, tanto en personas como en perros, es lavar con agua caliente y jabón; después un antiséptico no viene mal, el que mejor nos puede ir es la clorhexidina en spray. No se estropea, no mancha como el yodo y no pica como el agua oxigenada. Si en vez de tiritas, tenemos gasas y esparadrapo, podemos hacer frente al distinto tamaño de las heridas. Si necesitamos una pomada para curar una herida, la Blastoestimulina es ideal.

Comentarios

  1. desi dice

    Se les podria dar desloratadina? Es un antihistaminico mas suave que el polaramide y me gustaria saber si en un caso de urgencia se le podria dar.
    Muchas gracias.

    • Border Collie Magazine dice

      Preguntaremos a los profesionales veterinarios, aunque en cualquier caso siempre es mejor que consultes con tu veterinario de confianza.

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>