CONSULTORIO EMBARAZO PSICOLÓGICO (PSEUDOGESTACIÓN)

Consultorio: Embarazo Psicológico (Pseudogestación)

Texto de Natalia Cuadrado
Publicado en Border Collie Magazine número 2, Mayo  2011 

Embarazo Psicológico (Pseudogestación) en la perra

Embarazo psicológico (pseudogestacion) en la perra

Es bastante frecuente y mucha gente nos realiza consultas sobre ella, por eso en este artículo vamos a explicar una «patología» que afecta con frecuencia a nuestras hembras. Sin ser un proceso grave, es bastante frecuente y mucha gente nos realiza consultas sobre ella. En este artículo explicaremos por qué se produce, cuáles son sus síntomas y qué podemos hacer para tratarla.

Fases del ciclo ovárico en la perra

 Embarazo psicológico Border Collie Magazine Feb 2011Para poder entender lo que está sucediendo en nuestra perra, debemos tener unas ligeras nociones de cómo funcionan las fases del ciclo ovárico:
Las perras «promedio» tienen un ciclo ovárico aproximadamente cada 7 meses (aunque el rango puede ser más amplio: desde cada 3,5 hasta cada 13 meses). Durante estos 7 meses la perra pasa por cuatro fases:

Proestro: Es la fase previa al estro. La hembra presenta un sangrado vaginal, y la vulva se agranda por la acumulación de líquido. La hembra atrae a los machos pero no permite que la monten (la duración media es de 9 días, aunque podemos encontrar proestros muy cortos de 2 o 3 días, y otros más largos de más de 20). En esta fase las hormonas que predominan son los estrógenos.

Estro: Éste es el periodo en que la hembra permite que el macho la monte. Tiene lugar el pico de LH (muy breve y que indica el momento de la ovulación) y la progesterona empieza a aumentar progresivamente. Dura aproximadamente entre 5 y 9 días.
El proestro y el estro constituyen lo que los propietarios de la perra identifican como el «celo».

Diestro: Es el periodo que sigue a la monta. Empieza con el rechazo por parte de la hembra del macho. La progesterona es la que va a dominar toda la fase: con concentraciones en aumento hasta 30 días después de la ovulación. A partir de ese momento, se estabiliza, pero se mantiene por encima de las concentraciones del anestro.

Anestro: Es el intervalo de tiempo que transcurre desde el final del diestro y el inicio de la siguiente fase con el proestro. Tiene una duración media de cuatro meses y medio. Existe actividad hormonal pero no vemos ninguna manifestación en la perra.

Para los propietarios el diestro y el anestro constituyen la temporada que la perra no está en «celo».
En condiciones naturales, si la hembra hubiese sido montada por un macho y estuviese gestante, el diestro terminaría con el parto y daría lugar al inicio del anestro.

¿Por qué algunas perras que no están preñadas y que no han sido montadas por un macho desarrollan un embarazo psicológico?

Todas las perras, tanto las gestantes como las que no, en el diestro entran en una fase hormonal dominada por la progesterona: todas tienen el mismo estímulo hormonal, y todas sufren la caída de los niveles de progesterona al final del diestro. De manera que al final de la fase de diestro todas las perras son en realidad pseudogestantes, y éste es un proceso fisiológico normal que debe diferenciarse de la pseudogestación clínica: es decir, cuando vemos determinados síntomas en nuestra perra que coloquialmente llamamos «embarazo psicológico», y no es más que una respuesta exagerada a las hormonas presentes en el diestro de una perra no gestante. Algunas perras son más sensibles que otras a la caída de la progesterona al final del diestro, produciéndose así la condición clínica.

¿Cuáles son los síntomas de una pseudogestación clínica?

Suelen empezar de 6 a 12 semanas después del estro. A menudo son cambios muy sutiles: en el comportamiento, en el apetito, aumentos de peso (y del contorno abdominal).
Pero en otras ocasiones se pueden llegar a dar síntomas más aparentes: la perra tiene un comportamiento similar al que tendría en el momento de parir (inquietud, jadeos, busca un nido), aumenta el tamaño de las mamas, puede segregar leche en las mamas, e incluso puede adoptar un objeto inanimado como si fuera un cachorro (pelotas, juguetes…).

Tratamiento

El propietario no debe alarmarse en el caso de que detecte síntomas de pseudogestación en su perra; por lo general es un proceso que dura de 1 a 3 semanas y desaparece por sí solo.
Entre la variedad de síntomas que puede presentar la perra podemos tener desde intensidades leves (ligero nerviosismo, comportamiento de anidación, adopción de objetos, ligera secreción de leche por las mamas), hasta intensidades más elevadas que pueden suponer una molestia para el propietario y un riesgo de infección de las mamas en caso de aumento de tamaño y secreciones importantes.

¿Qué podemos hacer?

 Embarazo psicológico Border Collie Magazine Feb 2011Frente a las manifestaciones leves el propietario puede tomar algunas medidas para prevenir la progresión y ayudar a que sean lo más cortas posibles:

• Colocar paños fríos o realizar friegas con alcohol alcanforado para reducir el malestar de las mamas.

• Retirar de su alcance los objetos inanimados que la perra haya podido adoptar o que sean susceptibles de ser adoptados.

• No fomentar la conducta con caricias o prestándole atención cuando la realiza.

• En muchas ocasiones las perras se estimulan la bajada de la leche mediante el lamido: aplicar medios para evitar el lamido puede ser de ayuda (campanas, trajes…).

• Asegurarnos de que la perra realiza una cantidad de ejercicio suficiente.

En caso de que no tengamos claro que nuestra perra está pasando por este proceso, o si las mamas se agrandan mucho, se endurecen o la secreción de leche es abundante, deberemos consultar con el veterinario para confirmar el diagnóstico y decidir la conveniencia de un tratamiento farmacológico para detener la secreción de leche y prevenir posibles infecciones de las mamas.

Si la perra repite las pseudogestaciones clínicas después de cada ciclo y no va a ser utilizada como reproductora, es aconsejable la esterilización (ovariohisterectomía) .

Comentarios

Trackbacks

Responder a diana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *